ROMA.- Italia aprobó un importante recorte de diputados y senadores, por lo que pasará a tener 400 de los 630 parlamentarios actuales y 200 en lugar de 315 senadores.

De acuerdo a los datos oficiales preliminares, la afluencia para votar en esta consulta ha estado en torno al 55%.

Unos 47 millones de italianos estaban llamados a votar en el referéndum para reducir los parlamentarios de los 945 actuales a 600, entre diputados y senadores, al mismo tiempo que se celebraban elecciones en siete regiones y unos mil municipios del país.

"Lo conseguido hoy es un resultado histórico. Volvemos a tener un Parlamento normal, con 345 escaños y privilegios menos", escribió un exultante Luigi Di Maio, actual ministro de Exteriores.

Es la política que da una señal a los ciudadanos. Sin el Movimiento 5 Estrellas todo esto no habría sucedido", añadió.

Los electores debían votar sí o no a la pregunta "¿Aprueba el texto de la ley constitucional sobre Modificaciones a los artículos 56, 57 y 59 de la Constitución sobre la reducción del número de parlamentarios"?

Con la reforma, la Cámara de los Diputados pasará a tener -en la próxima legislatura y no en la actual- 400 miembros en lugar de los 630 actuales, mientras que en el Senado habrá 200 senadores, en lugar de los 315 actuales.

Es un recorte lineal que no afecta a las funciones de la Cámara y del Senado.

La consulta debería haberse celebrado el pasado marzo, pero quedó pospuesta como consecuencia de la emergencia del coronavirus y no se requería quórum de participación mínima, por lo que la reforma queda aprobada definitivamente al haber más 'Síes' que 'Noes'.

El M5E, principal impulsor, defendía la reforma alegando una necesaria reducción de los costos de la política y una mayor eficiencia de las instituciones.

La formación antisistema argumenta que "Italia tiene un parlamentario por cada 63 mil habitantes, la proporción más alta de Europa" y que con el recorte las cámaras serán más eficientes y se acelerará el debate político.

También calcula un ahorro del gasto público de 100 millones de euros anuales, 500 millones en cada una de las legislaturas.

El Partido Demócrata (PD, centroizquierda), principal socio de Gobierno del M5E y la pequeña formación Libres e Iguales (izquierda) también apoyan la reforma, mientras el otro socio, Italia Viva, del exprimer ministro Metteo Renzi, daba libertad de voto por considerar la reforma "inútil".

Desde la derecha en la oposición, la ultraderechista Liga, de Matteo Salvini, y la ultranacionalista Hermanos de Italia también apoyaban la reforma, y el conservador Forza Italia de Silvio Berlusconi daba libertad de voto aun considerando que la ley amenaza con "limitar la representatividad y reducir la democracia".

"Esta reforma está mal hecha, solo recorta escaños de forma demagógica: habrá partes enteras del país que no tendrán representatividad territorial", dijo Antonio Tajani, expresidente del Parlamento Europeo y miembro de FI.

Los defensores del "no" opinan que el ahorro será inferior al calculado por el Cinco Estrellas, pero también que se pondrá en riesgo la representatividad.

"Simplemente hay que votar no porque esto es un atajo populista, un anuncio electoral para el Movimiento 5 Estrellas y no tiene nada que ver con una reforma seria de las funciones de una democracia parlamentaria", dijo a EFE recientemente la veterana política y actual dirigente de la pequeña formación + Europa, Emma Bonino.

Con la victoria del "sí", los partidos tendrán que debatir si cambiar la ley electoral o mantenerla y reducir el número de circunscripciones.

Este ha sido el cuarto referéndum constitucional de la historia de la República italiana, tras los celebrados en 2001, 2006 y 2016.

La Cámara de los Diputados y el Senado habían aprobado la ley el pasado año en cuatro lecturas, pero el pasado diciembre, 71 parlamentarios solicitaron por escrito la realización de una consulta con el objetivo de retrasar la entrada en vigor en enero de este año de la nueva ley.

Con información de El Universal.