Los principales motores de la economía mexicana, inversión física, consumo y exportaciones registraron durante el segundo trimestre de 2020 la caída más fuerte de la que tenga registró el Inegi, producto de la crisis económica generada por la pandemia del Covid-19.

La formación bruta de capital fijo, es decir, la inversión en maquinaria, equipo y construcción, reportó una contracción de 29.8% de abril a junio del presente año respecto al trimestre inmediato anterior. Mientras la inversión pública disminuyó 4.4%, la de origen privado se desplomó 33.2%.

Por su parte, el consumo privado registró una caída de 19.4%, en tanto que el consumo del gobierno retrocedió 1.0% durante el segundo trimestre del año. Asimismo, otro importante motor de la economía, como son las exportaciones cayeron 30.5% en dicho trimestre.

Lo anterior, trajo como consecuencia que la demanda global (igual a la oferta global) de bienes y servicios registró en el segundo trimestre del año, una contracción de 19.8% respecto al trimestre inmediato anterior.

Del lado de la oferta, el valor de las importaciones de bienes y servicios cayeron 26.6% en tanto que el producto interno bruto disminuyó 17.1% en el periodo señalado.

En su comparación anual, la oferta global cayó 21.6%. Por componentes, el producto interno bruto se redujo 18.7% y las Importaciones -29.7% en el segundo trimestre de este año con relación a igual trimestre de 2019.

Al interior de la demanda global: la formación bruta de capital fijo se redujo 34% a tasa anual, las exportaciones de bienes y servicios -31.1% y el consumo privado -20.6%; mientras que el consumo de gobierno aumentó 2.4% con cifras desestacionalizadas.

Con información de El Universal.