CIUDAD DE MÉXICO.- La vacuna de AstraZeneca contra el Covid-19 no causó los efectos secundarios en el voluntario que sufrió mielitis transversa, aseguró la Universidad de Oxford.

La institución académica, a través de un documento emitido el 11 de septiembre, apuntó que es poco probable que la vacuna haya causado eso en el paciente.

Sin embargo, reconoció que no hay pruebas suficientes para relacionar el padecimiento y el medicamento.

Después de una revisión independiente, se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna o no hay pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas con la vacuna, señala el documento.

El lunes 14 de septiembre se reanudaron los ensayos de la vacuna que fabrican la universidad y la empresa, tras mantener suspendido su desarrollo.

El 6 de septiembre, uno de los voluntarios, de origen británico, presentó una enfermedad inexplicable, por lo que se creó un comité para evaluar los riesgos de la vacuna, sin que se encontrara nada que pudiera demostrar tal efecto en el británico, y eso dio pie a continuar en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

Con información de El Imparcial.